lunes, 15 de febrero de 2010

Entre bastidores

Hace poco tiempo un buen amigo me dijo que solo podíamos analizarnos a nosotros mismos saliendo de nuestro cuerpo y mirando desde afuera.

Y eso es lo que hoy he hecho.

Sí, quizás no sea el momento más indicado, envuelta en sábanas y admirando los pequeños copos caer uno a uno desde mi ventana... El cielo está encapotado, casi tanto como mi mente, y la nieve se va acumulando lentamente sobre las ramas de los pinos creando un bello paisaje...

Quiero limpiarme. Me gustaría ser pura y fría. Sí, como la nieve que cae.

Pero antes debo de saber que es lo que tengo que limpiar, ¿no?

=)

Bleach!!



Soy Kinoax.

Tan solo una chica normal de instituto que odia ciertas asignaturas y aprecia a ciertos profesores. Soy aquella chica entre la multitud, esa que no es ni muy alta ni muy bajita, ni muy morena ni muy rubia. Sólo soy una mas.

Por fín, sólo soy esa otra. Una que salta y que rie; que si se cae, se sacude el polvo de la derrota y vulve a intentarlo. Soy la que nunca se dió por vencida. Y la que movió masas.

Soy la cabra, la cabezota. La que adora hacer locuras y poder contarlas. La que se arriesga al máximo sin importar las consecuencias, aquella que nunca penso en sí misma. La que nunca se juntaba con otras chicas para hablar de estúpidos zapatos, esa que pasaba el día con la pelota.

Soy la guitarrista que adora el rock. Soy aquella que pasa la mitad de su vida enfrente del ordenador, sin mas que hacer que pasar un buen rato. Soy atrevida, nada prudente. Y se me da muy bien mentir.

Tengo una gran mente. Con ella me gusta mucho imaginar y crear para luego escribir y dibujar. No soy de esas personas que acaban todo lo que empiezan, pero sí aquella que defiende lo que piensa y no se queda indiferente ante aquello que no le parece bien. Suelo ser realmente orgullosa...

Pero muy fiel.

En realidad, soy muchas cosas, pero sólo soy una más. Tengo un nombre particular con el que se me puede distinguir: Kinoax y sólo me queda algo que decir... una verdad peligrosa. Algo a lo que llegué hace mucho tiempo y voy comprobando toda su veracidad con el paso del tiempo...



Nadie que me conoce se ha quedado indiferente. O me quieren... o me odian.

3 comentarios:

  1. Me senti totalmente identificada con el final de tu texto.

    El que me conoce, me quiere o me odia.

    No te imaginas cuanto se de lo que estas hablando.


    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Yo también me he sentido muy identificada al leer tu entrada. Y además, sé que eres Kinoax... Una gran persona :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Con qué delicadeza, con qué limpieza puede llegar la gente a describirse....

    Impresionante!!!

    ResponderEliminar