sábado, 18 de diciembre de 2010

Harry Potter y la Cámara Secreta



Tras derrotar una vez más a Lord Voldemort, su siniestro enemigo en Harry Potter y la piedra filosofal, Harry espera impaciente en casa de sus insoportables tíos el inicio del segundo curso del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. Sin embargo, la espera dura poco, pues un elfo aparece en su habitación y le advierte que una amenaza mortal se cierne sobre la escuela. Así pues, Harry no se lo piensa dos veces y, acompañado de Ron, su mejor amigo, se dirige a Hogwarts en un coche volador. Pero ¿puede un aprendiz de mago defender la escuela de los malvados que pretenden destruirla? Sin saber que alguien ha abierto la Cámara de los Secretos, dejando escapar una serie de monstruos peligrosos, Harry Potter y sus amigos Ron y Hermione tendrán que enfrentarse con arañas gigantes, serpientes encantandas, fantasmas enfurecidos y, sobre todo, con la mismísima reencarnación de su más temible adversario.


Segundo de la colección.
Si anteriormente se nos introducía un poco en el pasado de nuestro protagonista, en este libro la autora empieza a meterse un poco en el pasado del antagonista. Por supuesto aquello que está estrictamente relacionado con el presente, pero no deja de ser trazas de los recuerdos del mismísimo Lord Voldemort.

En este nuevo tomo aparecen personajes con funciones nuevas. Tenemos por un lado a Dobby, un elfo doméstico que admira a Harry Potter y que está notablemente mortificado por los acontecimientos que van a sucederse en Hogwarts. Es quien va intentar defenderle a cualquier causa del malo malísimo, aunque para ello deba arrancarle los brazos a Harry. Asíque le traerá mil y un problemas antes de salvarle realmente de uno.
Tenemos también al profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras. Este es el elemento cómico. A veces me daban ganas de cargarmelo, cierto es, pero su función era la de comodín gracioso. Este será el primero de los muchos problemas que tendrán Harry y Ron durante todo el segundo curso, mientras que en el primer libro, los únicos problemas que tienen son más bien de adaptación que por otra cosa.

En este libro el Quidditch no solo enfrenta a Griffindor y a Slytherin, sino serán sus 'imágenes', Harry y Draco quienes se vean obligados a vatirse directamente sobre escobas.

Se menciona por primera vez la 'sangre sucia', un elemento importante a medida que se avanza en la trama. También Harry descubre las muchas similitudes que tiene con su eterno enemigo Lord Voldemort.

Me parece tremendamente importante el papel de Hermione en este libro. Es la que se encarga de colocar las piezas del puzzle para resolver el misterio. El personaje está muy bien pensado, y la verdad es que me sorprende como al mismo tiempo es tan redondo como los demás.

Por último, el recurso del diario le da un toque mágico al libro. Termina de desvelar el misterio y hace gala, de nuevo, de una imaginación sin límites.

No hay comentarios:

Publicar un comentario