sábado, 17 de diciembre de 2011

Me gustas

Pero no te lo voy a decir. No te lo voy a decir porque sería estúpido y  demente.

Me gustas tú y no otra. Me gustas tú, por algún motivo que no conozco todavía. ¿Será tu sonrisa, permanente, fresca, joven y dulce? ¿Serán tus ojos marrones, perennemente iluminados, tan abiertos y profundos? ¿Serán tus movimientos, tus frases, tu ingenio, tu sencillez, tu alegría? ¿Tu rebeldía o tu inteligencia?  No lo sé. Igual es por todo eso. Igual es porque no te conozco en absoluto, pero nada me haría más feliz que desentrañar los misterios que esconde tu mente.

¿Qué significa que me gustes? No, no significa que te vaya a acosar siguiéndote a todas partes cada vez que te vea, ni siquiera significa que te necesite cada minuto en mi pensamiento, ni que te adore, ni que te admire profundamente. No. Significa que hay algo que sobresale en ti que me llama muchísimo la atención y que me gusta. Significa me encantaría saber más de eso y de ti, y al mismo tiempo, mostrarte lo que me hace a mí especial. Significa que escucharé lo que quieras que escuche, y no más. Que estaré a tu lado siempre tan sólo cuando quieras que lo esté. Que te conoceré hasta donde tú quieras que te conozca y no más. Y que te querré hasta donde tú me dejes quererte… y no más.

Supongo que es desesperante, a veces, el hecho de que seas una mujer, o de que yo también lo sea. Da igual lo muy  ‘socialmente aceptad0’ que esté, en realidad tengo miedo. Miedo de que me rechaces o de que me taches de ser  demasiado diferente. Miedo de que, al enterarte, desees huir de mi. Miedo de que las cosas pudiesen ser diferentes porque tú supieses que dentro de mí habita ese sentimiento, que no es malo en sí mismo, y sólo se oculta porque puede hacer que las cosas sean diferentes, en muchos sentidos. Tengo miedo de que, cuando te enteres, dejes de que hablarme como ahora me hablas, de que deje de gustarte bromear conmigo, de que deje de poder escuchar tus ingeniosidades, de que dejes de mirarme con esos ojos tan abiertos siempre que hago algo fuera de lo común, o que escribo, o que te cuento cómo me gustaría que fuese el mundo. Tengo miedo de que quieras alejarte de mí por el hecho de que yo quiera acercarme. Sí, yo, una chica. Una chica con quien te lo pasas genial, que te hace reír, que te acompaña cuando se lo pides, que te sigue las bromas, que se ríe contigo cuando cantas y cuando ríes. Una chica que está dispuesta a conocerte, a soñar y a jugar contigo, a entrar en tu mundo y a que tú conozcas el suyo, siempre que quieras. Sí, soy una chica. Una chica a la que le encantaría saber cómo hacerte la vida más feliz o más fácil o más memorable. Una chica que quiere ayudar a que tus deseos se hagan realidad.  Una chica que quiere quererte, con todo lo que eso suponga.

¿Vas a dejarme de lado sólo porque sea ‘una chica’?

Como no estoy segura de la respuesta, no te lo voy a decir. Al menos con palabras. Podrás descubrirlo en mi mirada, seguro. En mi cara, en mi sonrisa. En mis manos. Debajo de cada palabra. Soy como un libro abierto. Un libro con una historia que contar, una historia que te aseguro que te sorprenderá. Una historia inacabada y de la que tengo mucho que escribir todavía. Una historia que, si quieres, puedes ayudarme a escribir.

Me gustas, pero no te lo voy a decir. Sería estúpido y demente. Sería poner en riesgo todo lo que me gustaría ganar. Supondría, casi seguro, empezar a escuchar cada vez menos tu voz, tus risas, tus abrazos, y a ti. Y entonces no podría acompañarte en el camino tan frecuentemente como ahora quisieras. No podría ayudarte a hacer todo lo que quieras hacer en esta vida. No podrías descubrir mi mundo, ni yo el tuyo. De cualquier modo, ¿para qué intentar decir algo que no puedo explicarte con palabras?

Me gustas. Ya lo creo que me gustas. Y por ello estaré contigo, te ayudaré, te protegeré, te haré reír y te escribiré. Y es posible que algún día leas esto, así que te diré una última cosa: siempre seré sincera contigo. Siempre. Pero discúlpame, porque no pienso decirte que me gustas.

domingo, 4 de diciembre de 2011

Es especial

Muchísimo, y cada vez que lo pienso caigo en una genialidad mejor. Ella, la D de 'Pskndca'.

Esta vez me he fijado que cuando quedamos en su casa nunca me ha dado dos besos como saludo. Algo de lo que he dicho, o algo de como soy ha revelado que no me gusta saludar así, que me siento incómoda, y ella se ha dado cuenta. Simplemente lo sabe. Y lo respeta.

Todavía se fija en los pequeños detalles. Es mágico. Es increíble. Es... genial. Siempre es un poquito más genial que antes

sábado, 3 de diciembre de 2011

Expocómic '11

Ha sido increíble. Tengo todavía el sabor a libertad en la boca, en los ojos, en el mismísimo corazón, entrando y saliendo por cada grieta de mi piel. Es algo indescriptible, ¿no? Poder hacer lo que quieres, cuando quieres, como quieres. Poder comprar lo que se te antoje. Poder elegir la compañía con quien compartir los mejores momentos de tu vida.

Hoy he elegido ir al expocómic, en autobús y en metro, a altas horas de la mañana con un tercer libro de Harry Potter. He leído, he reído, he aprendido mil cosas nuevas, y he gastado 50 euros en monosidades para mí y en regalos de Navidad. A ellos les he elegido como mi compañía, independientemente de la edad, para compartir uno de los -espero- infinitos momentos de felicidad que tendré en mi vida.

Cada momento que paso con ellos siento que es un acierto amplio, un chiste mejorado, un lazo más estrecho, más resistente, más brillante. Uno especial. Es lo que tenemos los buenos frikis, ¿no? que es muy difícil hacernos cambiar de parecer. Es muy difícil dejar a uno de nosotros atrás. Es muy difícil no preocuparnos por nuestros amigos. Porque los que verdaderamente estaremos ahí siempre hacemos y haremos siempre lo posible por que ellos estén bien. Por superarnos entre nosotros en una sana rivalidad con la que avanzamos juntos. Esas experiencias que nos unen nos definen, nos alientan, nos encantan en definitiva.

Se nota de verdad cuando, en la vida, nos encontramos entre nosotros. Se nota. Son los días como hoy lo que confirma o desmiente la faceta de una persona; lo que de nuevo -como en el post anterior- nos hace sacar lo mejor o peor de nosotros mismos, nuestra verdadera naturaleza. Y no es algo que no supiera ya, supongo... pero hoy ha servido para reafirmar lo que intuía desde hace mucho tiempo. Que sois una gente increíble. Que confío en vosotros, y vosotros confiáis en mí. Que, de ahora en adelante, cuando tenga un margen de libertad, elegiré disfrutar mis mejores momentos con vosotros. Ya sabéis... ¡como hoy!

¿A quién ve importa que lleve años y años sin leer mangas o cómics, que ya no sepa dibujar, o que nunca haya visto las series más épicas de todos los tiempos? Con ellos es prescindible. Gracias a ellos terminaré por saber todo eso y otro tanto igual más. Pero no me importa. Ya no pienso a largo plazo. Quiero decir, únicamente, que lo que más me gusta de ellos es el día a día. Por eso, aunque en realidad sea una inepta total, con ellos no importa. Si no sé algo, lo aprendo de ellos.

Gracias a que vendí mis antiguos tomos de Naruto (9), he conseguido mis dos preferidos de Bleach, una muñequera, unos mitones, dos libros, un llavero, un detalle que le ha hecho mucha ilusión a mi hermano y una cierta libertad económica. Gracias a que el chino nos invitó a pizza y patatas y cocoacola, tuve la tripa llena y ninguna tentación de gastar en cosas inecesarias.
Gracias a que me esforcé durante el curso, mis padres me dieron el permiso y la libertad de ir. Gracias a que no me siento una inepta -gracias a la confianza en mí misma que he cogido este trimestre- he preferido ir a divertirme, a curiosear, a descansar por un día en vez de quedarme en casa estudiando.
Gracias a que, y esto quizá sea lo más especial y decisivo de todo, tengo la suerte de tenerlos como 'subordinados', gracias a que les conozco, y gracias a lo que me aportan en cada brevísima conversación en los recreos, o entre clase y clase.... gracias a que la compañía era envidiable, yo he decidido ir y estar a la altura.

Bueno... hoy, y siempre.

viernes, 2 de diciembre de 2011

Esta ha sido una buena semana

Y no voy a darle más vueltas. Ni preámbulos ni nada: esa es la razón por la que hoy me tenéis aquí de nuevo. No sé hasta cuando, la verdad, ni prometo que mi escritura haya madurado mucho. Sólo sé que hoy ahora mismo estoy aquí y quiero escribir algo.

He visto a Allaren dos días seguidos. Ha venido a buscarnos al instituto, y los dos días he pasado casi tres horas a su lado. En persona, hablando y riendo. Temblando junto a él. Planeando nuestro largo camino juntos. Ha sido intenso, a veces duro, pero siempre emocionante. Como siempre, transmitiéndome paciencia y tranquilidad. Como siempre, protegiéndome y abrazándome. Como siempre, tan él como siempre.
JJ nos acompañó la mitad del tiempo, en una amena charla. Aportó curiosos puntos de vista, algo distintos a los nuestros, pero creo que hasta cierto punto compatibles. Fueron dos tardes muy agradables, y si bien es cierto que la primera acaba con Allaren y conmigo acurrucados en la esquina de un banco, inquietos, emocionados, conmovidos y apasionados a partes desiguales, pero sobretodo temblando; a la segunda tarde la puso fin una rosácea y preciosa puesta de sol, y una pelota naranja que nos encontramos.
Grandioso. Sólo él, que es tan grandioso, puede hacerme sentir a mí así. Es un genio, es cable y luz al mismo tiempo. Es una persona que, gracias a la fuerza oculta de las palabras, me hace sacar lo mejor de mí.

Tras exponerme a las Astas del Toro en representación de mi clase, creo que me di cuenta de que reunirme con ellos era una pérdida de tiempo. Si queremos soluciones -que somos pocos los que las queremos- desde luego no pasan por reunirnos a comentar 'amigablemente' los defectos de la clase ante nuestros profesores. Pensadlo un momento. ¿Que tiene algún sentido? Yo no se lo vi. Como consecuencia tan sólo dije les dije que querían oír.
Desde luego, el cambio de actitud en la clase no se conseguirá con una charla, y menos con una charla dada por un profe y un par de alumnos. Llegué a la conclusión de que las medidas que se van a tomar en clase apenas van a servir para la gente que no está concienciada de que este curso es el más importante de secundaria. Pero sin embargo, al día siguiente salí a la pizarra y les metí la charla. Charla que serviría para estimular positivamente a quienes tuvieran seises y la voluntad suficiente como para pelear por una nota mejor, es decir: más bien pocos. Pero ese es mi trabajo, supongo, mi triste y ruin trabajo.
Pero en vez de coger y deprimirme, traté de sacar lo mejor del momento.
No quiero dar detalles pero saqué lo mejor de una pelea a mi favor. Gané un talento de plata por ello, apostando por uno de ellos, y aunque en ese tipo de batallas es difícil elegir un vencedor, parece que al menos no hay ningún vencido. Y yo tengo el favor de ambos y la posibilidad de apostar más alto, por cualquiera. Subiré la apuesta. Pocas cosas me gustan más que los riesgos.
Además, resalto el hecho de que tengo que reformar mi bici. Luces y frenos: fundamental. No tengo ninguna de las dos, o mejor dicho, ambas son un proyecto fallido. Yo creo que más o menos me apaño bien con ella, a pesar de todo pero.... ellos no. Quizá tengan razón. De hecho, seguro que la tienen pero... no sé... el dinero es caro.

Luego llegaron mis notas. ¡Sí! Las mejores de toda secundaria. Mi media roza el 7. No he bajado del 6. Es como si el esfuerzo se hubiese visto recompensado. Es un chute de estimulación pura para mi cerebro. Estimulación que no me hace dar lo mejor de mi, si no seguir a tope con el camino que he elegido. Lo que me  hace dar lo mejor de mí es esa única profesora decente que tengo en mis asignaturas optativas. La frescura con la que da las clases, la simplicidad de absolutamente todo lo que dice: hace que lo difícil esté tirado, los ejemplos tontísimos que pone, inolvidables.... y la capacidad que tiene de meter cosas interesantes a sus clases, ya sea un chiste o una frase ingeniosa; un ejercicio curisoso o con connotaciones divertidas. Es ameno, entretenido, simpático; siempre dando la materia con una profesionalidad envidiable.
¡Útil! Esa es la palabra. Convierte todo en útil. Es capaz de relacionar todo, y nos mete cosas de otras asignaturas. Nos cohesiona el contenido, no nos lo da por encima. Y quiere llegar hasta el fondo del asunto, aunque no le dejen. Mola porque tiene un deje muy absurdo, subrrealista y estricto de una posible mezcla de Madul y Almudena. Provechoso y gracioso. Y viceversa. Me motiva y me hace dar lo mejor de mi misma porque en cada clase lo exige, de un modo o de otro; y casi a los tres niveles del alma.

Por último, como siempre, lo mejor para el final. Esta semana he podido hablar en persona de nuevo con Almudena y con Madul. Mis máximas motivaciones a la hora de dar lo mejor de mi misma. ¿Por qué? Porque son lo mejor de sí mismas elevadas al cuadrado. Son el resultado de muchos, muchísimos años de esfuerzo constante por llegar a ser lo que querían ser: lo que son ahora. Y son personas que no tienen precio. Las dos, a través de sus gestos y de sus sonrisas, de sus genialidades, de sus frases, de sus curiosidades e inquietudes, son capaces de, no sólo ayudarnos a encontrar una respuesta, si no también una pregunta. Y son las preguntas las que nos hacen entender de verdad lo que nos rodea y lo que no nos rodea. Es la capacidad de que tienen de transmitir sus perturbaciones, a través de humor. Es necesidad de dejar huella en todos nosotros. Es la increíble permanencia de un espíritu del que parecen carecer la mayoría de los seres humanos: el espíritu inocente que todo niño ha tenido alguna vez.
Son las personas que me hacen sentir que la humanidad no se va a pique a cada minuto que pasa. Y no sólo eso, son las personas que simbolizan para mí el triunfo en la vida. No es que quiera ser como ellas, es que poco deseo más en esta vida. La locura y la genialidad, a las que separa una linea muy fina, se pegan una facilidad pasmosa. Quizá por eso es mi mente la que inconscientemente tiende a ir hacia arriba, a ser lo mejor que pueda ser siempre y a hacer y decir lo que ellas harían o dirían en un momento dado. Quizá es simplemente lo que yo haría. A veces no lo tengo claro. Igual eso es buena señal.

Vengo de jugar con dos gatos preciosos. Aunque tenga un sueño de muerte, tengo que decir que me gustaría seguir escribriendo esta entrada que a muy pocos os interesará, menos leréis y menos aún comprenderéis. Pero esta entrada es para mí, supongo, así que no puedo pediros nada. Los quienes me han dar lo mejor de mí misma. Y lo que es lo mismo: las razones por las que me tenéis de nuevo aquí, y tendréis por una temporadita.

Se despide, cariñosamente, una simple aprendiz de Kinoax ;)

lunes, 26 de septiembre de 2011

Porque hay canciones que con la letra lo dicen todo I

Con minúsculas se escriben, son de hielo y se derriten
esas conferencias yermas dónde se trata la Paz.
Papagayos que repiten sus errores, no dimiten,
y permiten que fracase la palabra una vez más.
Que las balas justifiquen y que las palmas repiquen,
resuene otro aplauso de la industria militar.

Millones de ojos tenemos aunque nos callemos,
el día que menos te esperes... nos levantaremos.

Mi vida vale porque es una vida.
Tu vida no vale más que la mía.
Romper corazones, dividir familias.
Mandar al recuerdo a personas queridas.
Y las lágrimas vuelven a caer...

Con mayúsculas se escriben el nombre de los que resisten
mil y una provocaciones del odio interracial.
Mil mentiras escupiste, mil malos nos vendiste
pa' poder desarrollar su programa nuclear.
No eliminarás el quiste de un enemigo invisible,
los gigantes son molinos, nunca lo comprenderás.
Quijote solitario enloquecido,
encerrado en su despacho, y sin amigos.

Mi vida vale porque es una vida,
tu vida no vale más que la tuya.
Romper corazones dividir familias,
mandar al recuerdo a personas queridas.
No me creo que tu almohada duerma tranquila, 
tu ojos vomitan odio e hipocresía.
Has echado a las palomas de tu patio,
has cambiado por completo el decorado.
Y las lágrimas vuelven a caer...


A la cámara sonreíste y botas de agua te pusiste pa' pisar entre los charcos de la sangre derramá.
El mejor de los alpistes pa' los cuerdos que trajiste colegas de los buitres que en tu patio han de volar. Bebiendo de las lágrimas patriotas de la venganza pactada con alma rota.

Mi vida vale porque es una vida,
tu vida no vale más que la mía.
Romper corazones, dividir familias,
mandar al recuerdo a personas queridas.

Y las lágrimas vuelven a caer.



Huecco - Paloma Sigue Llorando

viernes, 23 de septiembre de 2011

Déjame quererte (11 minutos)

Escribiré lo primero que me venga a la mente… He puesto ‘A Little Piece of Heaven’ y ‘Unholy Cofessions’, y veremos a ver que sale…

Hoy he vuelto a encontrarte, de casualidad, en lugar cualquiera de Madrid.  Ni siquiera me he dado cuenta de que estabas hasta que no me he chocado contigo. Ahí estabas: pelo deslumbrante, ropa roída y sonrisa incansable, a pesar de toda la mierda que lleva(ba)s encima. Pensaba que estabas dormida, admito que yo también lo estaba; pero entonces empezaste hablar. Tu voz, como siempre -como de toda la vida-, volvía a mis oídos. De nuevo conmigo, a pesar del tiempo y distancia que nos separa… como si nunca nos hubiera separado. Contigo, como  siempre, en nuestra particular burbuja.

Entonces me pediste que te despertara. Y te besé; porque no se me ocurrió nada mejor para que volvieras a mí, por unas décimas de segundo, o quizás un par de minutos. Lo suficiente. Lo suficiente para que volvieras a saber que nunca has dejado de ser mi sol durante el día, y mi pequeño consuelo en las noches. Lo suficiente para que te dieras cuenta de que a mi lado puedes despertar del todo si quieres. Lo suficiente para desequilibrar tu caos.

No te pediré nada a cambio. Sólo me gustaría que te hubieras dado cuenta -entonces- de que si quieres despertar, yo te ayudaría. Como siempre te he ayudado. Ahora, sinceramente, no sé cómo hacerlo. Has elegido un camino difícil y me cuesta alcanzarte. Creo que hoy he conseguido que me oigas. Me pregunto si estás muy lejos todavía, pero que no falte mucho, en ese sendero, para poder cogerte de la mano y traerte de vuelta a un lugar que antes te gustaba. Me pregunto, ¿querrás volver o seguirás empeñada en perderte en el oscuro camino de la vida?

Te ayudaré si quieres. Te admiraré si me dejas. Te querré si me quieres. Quiere y vuelve. Déjame hacer y serás feliz. Permíteme volver a colarme en los entresijos de tu mente y déjame a mí descubrirte mi corazón.

 

I know t’s hard to fall

Confined to me was to fall

I know it’s hurting you,

but it’s killing me…

domingo, 18 de septiembre de 2011

De algún modo, vuelvo a regresar

Echaba de menos escribir en verde.  El verde es el color con el que mejor me identifico, y con el que mejor puedo expresar mis ideas y sentimientos. Si alguien me pregunta la razón por la que he tardado tanto en volver, no sabría dársela. Exámenes, sí; y vacaciones insalvables con mis padres… pero había otra cosa. Me refiero a esas tipo de  cosas que sólo existen en el subconsciente.

La desconfianza en mí misma, supongo. La inseguridad, quizá, de retomar un blog que en sus inicios fue algo hostil (como también lo fue su dueña), o la falta –imperdonable- de ideas por mi parte. para continuarlo Me parece que me he centrado demasiado en otras cosas. Recuerdo que finalmente llegó el segundo día de vacaciones, y que hablando con mi única prima por msn y me preguntó que por qué tardaba tanto en contestar, que qué era aquello tan importante que estaba haciendo. Mi respuesta, mi única respuesta desde entonces hasta hace dos semanas fue: estudiar. Siempre estudiando. Y recuerdo que ese día en concreto noté, quizá por primera vez en mi vida que mi imaginación fallaba y dormía.

¿Y qué cambió hace dos semanas? Además de no tener la obligación de estudiar –que me dio un poco igual, pues estuve estudiando un poco de biología de 2º como buena friki que me considero-, empecé a poder ejercer como representante del consejo escolar y como miembro decentemente responsable de la reciente Asociación de Alumnos –creada por nosotros mismos-.

Yo no veo la tele. No sé si es parte de mis defectos o de mis virtudes, pero es algo que no hago desde hace muchos años (¿cuántos? ¿3?, ¿4? no recuerdo). El caso es que no me enteré hasta regresar al instituto –a hacer los exámenes- de la situación de la escuela pública. Y la indignación pudo conmigo. Como si algo se encendiera en mi cabeza –no me refiero a la maquinaria entera, pero sí  a una especie de conmutador que activara otros mecanismos de mi mente- empecé a pensar de un modo distinto. De un modo más práctico, más creativo y menos teórico. Sin dejar a un lado todos los conocimientos objetivos que he adquirido a lo largo del año. La mezcla desemboca en que me siento una persona más madura que antes –ahora soy capaz, sin el agobio de los exámenes, de verlo todo con una perspectiva mucho más amplia-, pero  no dejo de ser consciente que el lado que ha despertado es, por así decirlo, el más infantil (y con el mi imaginación, mis ideas locas, y las ilusiones que había ido ‘dejando por el camino’ con los años)

¿Es esto malo? Dicho así, a puertas de selectividad, SÍ debería de serlo. Pero ocurre que la parte que he tardado tantos años en construir (la que resulta ser objetiva, fría, pulcra y en una palabra responsable) es la que ha tomado el control de la otra. Y me parece que no puede haber mejor combinación.

No dejaré de ser la personita responsable que mis padres quieren que sea, de acuerdo, pero ahora existen una serie de motivaciones que antes no tenía, y que me van a ayudar para no ir caminando a ciegas. Ahora es una fuerza interna, unos pensamientos propios y una meta como parte de mis deseos lo que me impulsa  a despertarme cada mañana y afrontar el día de la mejor manera posible.

 

~After all this time I’m comin’ home with you~

domingo, 28 de agosto de 2011

Odio

Hoy he descubierto que no soy tan buena persona como creía.
Siempre sueles retarte a ti misma, siempre intentas ser mejor persona o mejor alumna, a veces mejor hija. Siempre tratas de dar lo mejor de ti por lo que te parece justo, verdadero, bondadoso o correcto.

Sabía que suelo dar lo mejor de misma cuando tengo que impresionar a alguien que admiro, cuando hay una persona que aprecio de verdad de por medio, cuando creo verdaderamente que es justo y correcto. Pero me había dado cuenta de que hay una cuarta opción:
Cuando no puedo más con mi odio. Cuando me mancho de desprecio, desilusión y malos pensamientos, también me dejo la piel para mejorar.

Me da rabia admitir que doy el 100% de mí cuando admiro u odio a alguien, pero es así.
Soy una mala persona

jueves, 26 de mayo de 2011

Extraña en mi pensamiento

Acabo de pensar en ti. Sí, otra vez, como en antiguo. Me he acordado de cómo te susurraba aquella canción al oído, esa que yo tanto odiaba y he odiado siempre. Recuerdo el brillo de tus ojos encontrándose con los míos. ¿Cómo olvidarlo? Aquel extraño calor que emanabas, y sin embargo estabas tan radiante resignada…

Hoy has vuelto a aparecer en mi mente tan nítidamente como te veía entonces. Eras casi real. No te emociones, he dicho casi. He sentido tu fragancia, y he estado a punto de chocarme contra tus labios, pero no te he reconocido del todo. He tenido que recordar a Him para encontrar la razón por la que reusaba a besarte. Eres un maldito vampiro.

Entonces he podido reencontrarme contigo en mi mente. Tal y como eras, tal y como fuimos. Entonces y sólo entonces me he dado cuenta de que sólo sigues existiendo en mi mente. Tú eres sólo un recuerdo, un recuerdo tan poderoso y adictivo como una droga, pero nada más allá de una construcción mental. Tan excitante que sólo podías ser un sueño. Tan malévola y lujuriosa que cualquiera diría que es en realidad una pesadilla.

No mentiría al decir que no te echo de menos. Tengo lo único que quiero, y es mío y sólo mío. Me lo regalaste tú, ¿Recuerdas? Todas las imágenes, memorias, canciones, textos, miradas, besos, caricias, problemas y preocupaciones que me entregaste. ¿Cómo las voy a echar de menos si son parte de mí? Al igual que tú. Tu antigua tú al menos, que también es un trocito de mí.

No te echo de menos porque te poseo. O a menos eso creía, porque hoy no te he reconocido. Me acordaba de todo, de cada forma, brillo o textura; pero no he podido acordarme simutáneamente de mis sentimientos. Olvidé que eres un sucio vampiro, y eso lo considero imperdonable.

Admito que mi memoria empieza a borrarte. Desaparecerás poco a  poco, silenciosamente, de la misma manera en que apareciste por primera vez. Nada ni nadie podrá salvarte de esta muerte. Es una pena porque… yo todavía te admiro.

Tu voz será lo último que olvide. Lo juro.

 

Acurrúcate junto a mí esta noche. Sí, me siento sola. Te dejaré dormir a mi lado una vez más si me prometes que cantarás para mí cuando lo necesite. ¿Que cuando será eso? Je, je. Tú siempre o has sabido mejor que yo.

Desaparece, por favor. Pero hazlo despacio. Déjame saborear lentamente mi victoria. Déjame sentir que ha merecido a pena guardarte durante tanto tiempo en mi frío y agrietado corazón.

Pero empieza mañana por la mañana.

 

Kinoax.

jueves, 19 de mayo de 2011

..Música..

Mañana debería ser un gran día, al menos así lo esperan la gran mayoría de mis compañeros. Bailar dentro de un traje música de discoteca con profesores mirándote no es de los planes más interesantes que se me ocurren, a decir verdad. Podría pasarme la noche entera (pues la fiesta se prolongará hasta altas horas de la mañana) mirando las estrellas, y disfrutaría más. No, no es un buen símil. Yo adoro mirar las estrellas.

En cualquier caso, creo que mañana todos sacaremos un trocito de nuestro interior a flote, para que todo el mundo pueda verlo. Hay veces que por mucho que tratemos de esconderlo acaba saliendo. Siento decir que a mi ese tipo de fiestas no me pegan. Y lo siento.

Me pregunto qué parte de mí saldrá mañana al exterior y si quiero descubrirla. Quizá me quede en algún parque tocando la guitarra. Sí, ese es un buen plan. Echaré de menos a mi gente, pero tendré a mi compañera delante, toda para mí. Y podré acariciarla suavemente. Podré volver a sentir sus curvas, a deleitarme con la suavidad de su cuerpo. Lucharemos por ver si ella vibra para mí o soy yo la que vibra con ella. Y poco a poco podré desnudarla de nuevo, a medida que cae la noche, mientras nos reencontramos en el un potente susurro, en un silencioso rugido. Cuando el sudor me corra por la frente y mis dedos no puedan tocar más podré decir que me he rendido ante ella. Fundiré mi alma con la música y expresaré mi mensaje al mundo a través de seis cuerdas. Se ve que sólo así puedo hacerlo.

Hace mucho que no siento la melodía pasear por mi mente, ni el ritmo vivo dentro de mí, recorriendo el mismo camino que recorre la sangre de mis venas.

Dios sabe que la biología no puede llenarme. Que el manga, el anime y los libros jamás conseguirían satisfacerme completamente. No me vale con escuchar la música a través de un auricular. Necesito vivirla, sentir que soy parte de ella. Necesito comprenderla, verla desde adentro, ser su amante y no su amiga.

Cualquiera estaría triste al no poder ir al evento del año. Yo simplemente no quiero ir, pero me preocupa mucho el no poder estar mañana a la altura de las circunstancias.

Y tú, Música, ¿qué dices? ¿Quieres volver a ser parte de mí?

 

Pskndca

sábado, 23 de abril de 2011

Linkin Park - The Catalyst

LINKIN PARK - The Catalyst
Album: A Thousand Souns
Año: 2010


God bless us everyone
We're a broken people living under loaded gun
And it can't be outfoght
Can't be outdone
It can't out matched
It can't be outrun
No


And when I close my eyes tonight
To symphonies of blinding light
God bless everyone
We're a broken people living under loaded gun
No
Oh

Like memories in cold decay
Transmissions echoing away
Far from the world of you and I
Where oceans bleed into the sky.


Dios nos bendiga a todos.
Somos un pueblo de gente destrozada bajo el peso de una pistola cargada, y no podemos derrotarlo, ni superarlo, ni tampoco correr más rápido.
Cómo recuerdos en fría decadencia, haciéndose eco de las distantes transmisiones lejos de nuestro mundo, dónde los océanos sangran en el cielo.
Dios nos guarde a todos, nos quemaremos en el interior del fuego de de mil soles.
Por los pecados de nuestras manos
Los pecados de nuestra lengua.
Los pecados de nuestro padre.
Los pecados de nuestros jóvenes.
Dios nos bendiga a todos.
Somos un pueblo de gente destrozada bajo el peso de una pistola cargada, y no podemos derrotarlo, ni superarlo, ni tampoco correr más rápido.


¿Quién no acabría por cogerle el gustillo a esta canción? Parece que cuanto más la escuchas más cojonuda se vuelve. Al principio me repugnaba del disco, y su canción homónima (¿y quién no la primera vez), pero admito que juzgé muy pronto y no puedo evitar arrepentirme. Sé que me equivoque, y he de decir que  considero su último disco tan bueno como los demás. Más tecno, sí; más de otro estilo, pero que lejos de apropiarse de Linkin, es más bien Linkin quién lo está haciendo propio.
Me gustaría que cuando tengáis tiempo le dedicárais una oportunidad. Que escucharáis las canciones por el orden del disco, y con las letras (y traducción si esta es necesaria al lado). Si lo hacéis con el corazón abierto os aseguro que no os quedaréis indiferentes.



viernes, 22 de abril de 2011

London Calling

Segunda mejor canción de reivindicación que he oído nunca.

Informe, o lo que sea.

Hey! He dedicido un algo.
Voy a borrar todas las etiquetas que llevan más de un año activas. Es hora de renovar esto un poco.

Munchas gracias por la comprensión.
Que os sea leve, chavules

Tommy Gun

Pero qué brillantes eran, ¡por dios!



Probablemente la mejor canción de crítica que escuchado nunca.
¡The Clash!

miércoles, 20 de abril de 2011

miércoles, 13 de abril de 2011

Para compensar...

No quiero que penseis que soy anti-profesores. Al contrario, nada me hace más ilusión que encontrarme con un profesor de verdad. Sep. De hecho, creo que algún día me convertiré en profesora, pero eso es otro tema del que supongo ya hablaré otro día.
Los profesores son casi tan importante en la formación de una persona como los padres. Son fundamentales. Y, detrás de cada victoria se encuentra un profesor que ha estado apoyando y luchando contigo. No hay nada que les de más alegría que nuestras victorias.
Me encantaría agradecerle a Rebecca mi formación de 6º de primaria. Sin ella no podría haber entrado en el instituto en el que estoy ahora. Le doy las gracias a Carolina, por enseñarme a tocar la guitarra; a Pilar, por demostrarme que la locura no siempre es mala y que se pueden hacer muchas y grandes cosas sin apartarla a un lado; a Almudena y a Madul, que me transmiten cada día un poco más la vocación por la sabiduría y la pasión por ambas asignaturas, me dan ganas de ir al instituto y motivos para esforzarme día a día; y por Sarco... por todo el Sagrario, de hecho. Por que ellos... ellos siempre estarán ahí para enseñarme lo que necesite... algunos ejemplos: cosas de veterinaria, canciones de teclado, técnicas de dibujo, historias increíbles, ejercicios para mantener el cuerpo y... crear una secta, programación... Cualquier cosa.
Por vosotros merece la pena vivir las penurias y aguantar las injusticias. Por que luchando por cambiarlas nos puede ir mal, pero luchando juntos, algún día venceremos.

Pskndca significa eso. Ni más ni menos.
Pero no nos metamos en líos díficiles. Soy Kinoax y estoy orgullosa de decir que me siento orgullosa de mis MAESTROS. Y que me encanta ir a clase cada mañana y poder aguantar a la mierda de profesorado que me ha tocado. Me sirve para saber exactamente qué es lo que no se debe hacer. Y eso es casi tan importante como rendiros homenaje y seguir vuestros pasos.

Muchísimas gracias a todos por forjarme tal y como soy. Ojalá pueda llegar a ser tan grande como vosotros lo sois para mí.

Historia de un parte (ficticio) y de sus (terribles) consecuencias

Ya hace dos meses de esta pequeña historia, pero en su momento me frustró tanto que hoy voy a escribirla a máquina.
Veréis, el año pasado ejercí de delegada. Mi tutora era... Vak (voy a llamarla así), y era realmente pésima, un poco más como tutora que como profesora (y creédme, no era una buena profesora). Fue un curso malo para mí (bueno, ya lo sabéis, íba siendo habitual) y no lo pasé excesivamente bien. Aún así, siempre con espíritú positivo, este año me presenté desde el primer momento como una mano de ayuda y una herramienta para cualquier profesor decente que quisiese utilizarme. Nada tiene que ver que el año pasado hubiese sido delegada. En serio, lo prometo.
¡¿Cómo narices íba a saber yo que me enfrentaba a una psicópata?!
Mi tutora me tiene manía por no ser delegada. Al principio de curso ayudé a todo el que me lo pedía y aunque no me lo pidiese, porque me ofrecía GUSTOSA a hacer cualquier cosa. ¿Por qué? No sabría decir por qué. Siempre me ha gustado ayudar.
Pero como ya he dicho antes, mi profesora de química/ tutora es una persona un tanto... ¿especial? maníaca, quizá. Rara. Difícil. Complicada. Bipolar.
En fín, adjetivos razonables. En esos momentos se me ocurrían otros no tan objetivos.
Cuando le dije que me negaba a ser delegada (sinceramente, a mí me da igual. Fueron mis padres quienes me lo prohibieron por las responsabilidades que esto suele ofrecer), ella... empezó a tratarme raro.
Si había que echar a alguien, era yo quién salía; si ella oía hablar a alguien, siempre me reprendía a mí... y lo achaqué a imaginaciones mías ya que, fuera de clase, se comportaba como una persona ''agradable'' y sonriente.
Hoy por hoy no conozco a otra persona más falsa que ella uu'.

¿Por qué la odiamos tanto?
Fácil:
- Sus exámenes son largos, hay que explicar cada cosa en cada enunciado y re-explicarlo en el siguiente; aunque sea obvio y esté implícito en la resolución, aunque lo tenga escrito 3 líneas más arriba.
- Sus examenes son imposibles: arbitrareos, abstractos, rebuscados.
- Nos trata como a niños pequeños. Nos marea con juegos estúpidos y perdemos las clases en charlas, regañinas y aprecibimientos verbales.
- Es bipolar. Tan pronto como está diciendo que la clase lleva llendo de maravilla tres días y que por favor sigamos así, se nos planta en la tarima a decirnos lo malas personas que somos, lo maleducados que estamos y el poco respeto que tenemos hacia la asginatura.
- No nos deja hablar. Nunca se para a escucharnos. Ella suelta lo que tenga que decir, se queda como un ocho de gigante y si alguien le reprocha algo, se lo niega o directamente no lo termina de escuchar.
- Se cree DIOS. Sí, señores, se cree importante y piensa que es la jefa del lugar. Sus normas, sus métodos, sus... sus exigencias raras deben de ser cumplidas a raja tabla porque ella es muy importante.
- Pero realmente son una parida. Ella hace las cosas al revés que todas las profesoras del departamento, de este año y de otros. Me preocupa.
- Por lo extraordinariamente falsa que es.
- Por que no sabe dar una clase. Sabrá (y no lo estoy poniendo en duda) muchísimas muchísimas cosas sobre la física y la química, y así parece ser, pero no tiene ni puta idea de cómo se da una buena clase. No nos transmite nada. No entendemos bien los conceptos. Y bastante tenemos con eso como para que encima se invente cosas raras y métodos de corrección inexplicables que nos perjudican.


Sin más.
La historia del parte.
Lunes en el recreo. Por los altavoces, el jefe de estudios convoca una reunión urgente de todos los profesores de 1ºA y B de BACH. Ya sabéis ;) nuestro comportamiento xD el hablar un poco más alto de lo normal en clase.
Lunes a 5ª: Química con la tutora. Nos dice que las normas establecidas en el recreo son que al primero que hable, a jefatura a por un parte naranja (de rango grave). Todos flipamos en colores. Sabemos que es más como para acojonar que otra cosa. Por muy bruto que suene, en mi otro instituto cuando le rompí un dedo a una niña sólo me cayó un parte blanco (corriente y moliente).
Vamos a corregir los ejercicios. Yo los tenía hechos. Sale un chaval a la pizzarra, termina y se sienta. Lo tenía bien. Juan pide, antes de que la profesora borre la pizzara 2 minutos para que le de tiempo a copiarlo. Yo aprovecho el murmullo general y el 'stop' de la clase para sacar el libro de inglés y preguntarle al compañero de al lado qué ejercicios se habían mandado la clase anterior (gilipollas de mí, jamás había hecho los deberes de inglés fuera del periodo lectivo de esa asignatura). Daba igual que tan sólo 6 ó 7 personas teníamos el ejercicio. Daba igual que toda la clase estuviera hablando, daba igual que hubiese más gente con libros de matemáticas (tocaba la siguiente hora, y la mayoría no habían hecho lo ejercicios) encima de la mesa. Me miró a mí, que estaba en la última fila, al fondo y me echa a jefatura. Parte naranja. Precioso.

Paso allí toda la hora. Llega en el cambio de clase la profesora y discutimos la situación. Me parecía injusto que me fueran a poner una sanción grave por tal sandez. Sin embargo, parecía que así íba a ser y yo me fui resignada a clase de matemáticas, que por cierto, ya había empezado ¬¬.

Total, se acaba la clase y todos recojemos. Cuando voy a coger mis cosas para irme a mi casa, por fin, resulta que no encuentro el iPod.
Veréis. El iPod Touch de 32Gb, que, particularmente, creía que valía más que mi propia vida, SIEMPRE me acompañaba a todos lados con mis cascos verdes. Siempre. Y sin embargo, me pareció una osadía llevarlo a jefatura en semejantes condiciones.

¡¡¡¡¡ME LO HABÍAN ROBADO!!!!! En ese cambio de clase en el que la profesora me obligó a discutir en jefatura la (in)justicia de mi parte. ¡Por semejante chorrada!

Odio a esa profesora.

sábado, 9 de abril de 2011

Tan efímeros

Como polvo de estrellas, pues es lo que fuimos y, por lo tanto, en lo que nos convertiremos.
Es quizá un milagro que estemos vivos.

El doble sentido de la frase es... tan real que asusta. ¿La vida es realmente tan efímera, corta, insignificante como ahora la estoy viendo yo? Me gustaría creer que no. ¿A a quién no?

En cualquier caso llegará un momento, más tarde o más temprano, que la vida se no irá de las manos. Creemos poseerla, y quizá sea así, pero llegará un momento en el que no podremos contenerla y ella nos superará, entonces la perderemos. ¿Para siempre?
Y digo yo: ¿acaso importa?

Sólo espero que, tras esta 'vida' (el gran concepto de vida que tenemos), no siempre exista el vacío eterno. Que tras la entropía del universo se esconda algo más que el simple y mero final. Que si alguna vez, después de nuestra desaparición absoluta, vuelve a existir algo o alguien pueda desarrollarse bien. Ojalá pueda vivir agusto y ser feliz. Ojalá pueda ayudar a sus semejantes, si es que los hay. Y ojalá no cometa los mismos errores que nosotros cometimos.





~Forever, and ever, the stars will remain~

viernes, 1 de abril de 2011

Euforia

Se acabaron los exámenes.

Puedo escribir.


El cielo será algo parecido, creo yo


Epic FUCK YEAH.

jueves, 31 de marzo de 2011

Tralará

No os lo conté, pero en la nieve no fue todo tan bonito como lo pinté.
¡Fue asquerosamente más brutal!
Mis caídas hubiesen ganado concursos, en especial la última. 5 vueltas sobre mí misma antes de que un esquí saliera volando. ¿Todavía te duele? Un poco, sigo sin poder girarlo. ¿Lo volverías a hacer? Sin dudarlo un segundo ((((...Ok, quizá ahora mismo no, pero en una semana sí, ¡sin dudarlo un segundo!))))

Hoy he prometido que escribiría un gran libro.
Las circunstancias (causas y consecuencias) no vienen a cuento, o quizá sí, pero el caso es que sé que si lo escribo no quedará tan auténtico como lo que recuerdo, y además, quizá mi humor variara. Y no me apetece.
Puede parecer infantil.
Bobalicón.
Incluso demasiado idílico.
Pero, por alguna razón sé que algo a cambiado en mí. Ya no soy la misma persona que se levantó esta misma mañana de mi cama. Podría tratarse de una sensación pero... no, claro, no es una sensación. No sabría explicar porqué lo sé, ni exactamente en qué he cambiado (es algo que iré escribiendo y descubriendo por mí misma y poco a poco).

Escribiré un libro. Un buen libro. Un libro que te guste, y por lo tanto, que me guste.
Y tocaré. ¡No voy a dejar de tocar! Ni de sentir la música cuando la escuche. Tararearé las canciones que me gusten y silbaré cuando algún trabajo afanoso me esté ocupando las manos.
Y simplemente, disfrutaré de todo lo que pueda disfrutar. La felicidad en la vida a veces es difícil de encontrar, pero hay que buscarla, y una vez encontrada... merece la pena vivir por esa sensación.

No voy a elegir un camino. Voy a emprender mi propio camino.
Y voy a escribir un libro, un buen libro. Sólo para cerrarte la maldita bocaza de muerta que tienes.


La venganza. Un dulce plato que se sirve en frío.... igual que los helados. Y que algunos profiteroles.

martes, 29 de marzo de 2011

Barriendo nieve

¡Todo el día!
A mis profesores de educa se les ha ocurrido la genialidad de llevarnos a pasar el día en la nieve, a 32 pavos el equipo + forfait. ¡En Abril! ¿Qué mejor regalo de compleaños para mí?
Dios. En serio. Pocas experiencias han sido más insuperables que la nieve de Andorra, y por supuesto esta no ha tenido nada que envidiarle. Ha sido divertida, intensa, larga y bonita. Me he dado los porrazos del siglo en repetidas ocasiones (sobretodo llegado al final, que no sólo tenía más práctica si no también más ganas de matarme).

No tengo palabras para decir lo bien que lo he pasado. ¡Gracias a todos por haberlo hecho posible! Recordaré este día con alegría y nostalgia, siempre queriendo repetirlo =)



Ahora sólo queda una pregunta: ¿Para cuándo la próxima ;)?

lunes, 28 de marzo de 2011

The face inside my head.

Acabo de darme cuenta de algo.
Vale que no tenga una afinidad especial con mi profesora de química o de inglés. Vale que haya grandísimos subnormales a lo largo de la Historia a los que simplemente mataría. Vale que me hayan puteado doce mi doscientas doce veces, y que me esperan estas mismas elevadas a un exponencial. Pero hoy me dado cuenta de que sólo tengo un enemigo. Y no es otro que yo misma.

Empezando porque muchos de los problemas de mi vida han sido causados por malas decisiones, elecciones incorrectas, sentimientos equivocados y pensamientos desorientados. No siempre, es cierto, pero casi siempre yo he sido la causante de mis males.

¿Os acordáis de mi sed de Justicia?
¿Qué pasaría si un día decidiera que ese no es mi modo de vida, y que prefiero ir a lo fácil, a lo cómodo?

Por no hablar de mi parte oscura. A veces me sorprendo lo... tremendamente idiota que puedo llegar a ser, la de reglas que puedo llegar a saltarme y... el daño que puedo llegar a hacer si me lo propongo. Si el objetivo lo merece soy capaz de llegar a borrar mi moral por unas horas. A veces días. Una vez, semanas.
Luego me odio, me destesto, me enfurezco conmigo misma. ¡Ja! Haberlo pensado antes, me respondo , desesperándome un poquito más...

Al final no importan los demás. Pueden ser tremendamente retrasados, o cabrones... pero cada uno tiene una vida y trata de hacer con ella lo que buenamente puede, o mejor considera. Por eso, cuando el enemigo eres tú mismo, ¿qué puedes hacer?


Ahora mismo tengo miedo de hacer daño a las personas que me quieren, de no poder pasar suficiente tiempo al lado de mis amigos, de decepcionar a mis padres y de no poder vencerme a mi misma cuando se presente el momento. Supongo que no hay otro enemigo más díficil, más acorde y más apropiado que uno mismo, ¿no?


Por que esto es lo que veríais en mi interior, y yo elegí el elemento de viento para acompañarme.

Yo quiero cambiar. Quiero ser como siempre soñé ser. Pero hay algo que no está bien. Es una voz en mi cerebro que me dice qué es lo mejor para mí y no me dejar controlar a la larga mis deseos. Vosotros lo llamais paranoia, yo lo llamé siempre intuición. Siempre está a mi lado y nunca me ha abandonado, noche y día, sueño y realidad. A estas alturas no puedo negarlo como parte de mi integridad.


¿Y ahora qué? Mi cerebro me engaña y la luz me traiciona. Y sin embargo haré lo imposible por dormir con mi consciencia tranquila. Acepto el reto de luchar contra mí misma y de alguna u otra manera sé que lo conseguiré.
¿Me estará engañando ahora también?
No lo sé, pero no me importa.
Voy a por ello.

~LINKIN PARK - Papercut~

domingo, 27 de marzo de 2011

Gorillaz

Flipante!

Es una banda de dibujos animados creados por Albarn [cantante de Blur] en 1998. ¿Sus componentes? Hologramas, protagonistas de carátulas, bajo los nombres de 2-D (cantante), Murdoc (bajista), Noodle (guitarrista) y Russel (batería). Es una mezcla de hiphop, rock y eléctronica muy alternativo.

Hay una cantidad de gente impresionante detrás de cada personaje, y cada uno de los dibujitos tiene una historia acojonante detrás.
La música es sencillamente genial.

Para los que estéis buscando algo que os saque de la rutina, os lo recomiendo encarecidamente.




Noddle, 2-D, Russel, Murdoc.






¡Qué aproveche!

Múltiples personalidades

Y empezaré con la única entrada con la que puedo empezar.
Hablemos de mis múltiples personalidades =)

Veréis, lo habré repetido unas mil veces, pero yo no soy de esas personas que puede permitirse elegir entre ciencias o letras; entre el bien o el mal; entre lo correcto o lo incorrecto. Simplemente no puedo. Mi cerebro es demasiado curioso, necesita saberlo todo. Necesita probarlo todo. Necesita crear una realidad tan amplia como pueda.
Tengo claro que estoy del lado de la Justicia. Ahí no hay injusticia que valga. ¿Por qué? Porque cuando veo una injusticia siento lo que me parecen los 3 peores sentimientos que existen: impotencia, odio y vacío.
Pero, ideales a un lado, no dudaré en ayudar a los que lo necesiten, a veces hasta un punto ridículo del que, desafortunadamente, en pocos casos suelo arrepentirme. ¿Y qué si me salgo alguna de las normas escritas por la sociedad? Si el objetivo es justo y los medios lo son, lo haré y punto.

No puedo decir que me tranquilice del todo, pero sí me relaja haber averiguado esto. Podría incluso decir que he hecho un pacto de no agresión con mi consciencia.

Pero ¿qué pasa con la parte racional de mi cerebro? Esa no puedo negarla ni ocultarla. Puedo descubrirla y amoldarla, reconstruirla a más hacer, pero no puedo olvidarme de ella.
Sólo puedo decir que me gustaría conocerla. Y sé que me gustaría conocerla desde que me hicieron la siguiente pregunta:


¿Por qué brillan las estrellas?


Si me lo hubiese preguntado Almudena, profesora del instituto, hubiese contestado que es debido a la fusión nuclear entre los átomos de hidrógeno, que su luz varía según la masa y la edad de la estrella, y que aunque el brillo dure millones de años, algún día se apagará su brillo.
Si en cambio me lo hubiese preguntado Madul, hubiese respondido, además, que representan posibles formas de vida.

Si me lo hubiese preguntado Eugenio, un pequeñajo pariente mío de no mas de 5 años, le diría que son los restos de antiguas batallas entre griegos y romanos, entre héroes y dioses, entre hadas y elfos; y que todas ellas le están vigilando, dándole fuerzas para que crezca fuerte y sano.

Si me lo hubiese preguntado Glenna, le habría respondido que son las almas de los difuntos que nos observan, nos animan a seguir adelante, nos alumbran en las tinieblas y nos conceden deseos cuando lo necesitamos. Que cada una de ellas nos puede contar su historia, sus creencias, su modo de entender la realidad y que algún día nosotros también seremos estrellas y ayudaremos a quien lo necesite, especialmente a cumplir sus deseos.

Si me lo hubiese preguntado Alex... no, Alex no preguntaría algo así; pero si lo hubiese preguntado mi respuesta habría sido que es simplemente para que ella y yo podamos escribir cuentos sobre ellas.

¿Alguna respuesta es verdad? Creo que ninguna es más falsa que las demás.
Creo que en la vida no puedes elegir sólo una respuesta. Necesitas de los conocimientos de los demás, de tus experiencias y de tus sentimientos para contestar y dar la mejor respuesta. Quizá la clave no esté en dar la mejor, si no en darlas todas.

Y si alguien me preguntara:

¿Por qué crees tú que brilla una estrella?


No sé qué respondería, y aunque me quedara muda o eligiera cualquiera de las respuestas anteriores, lo que realmente cuenta es lo que mi mente pensara en ese momento, sin tener en cuenta el interlocutor.

Y ahora mismo lo que pienso es que brillan por que dan calor. El brillo es un mero efecto del calor, y el calor para nosotros significa vida. Si nuestra estrella Sol no brillara no existiríamos. Y aunque nuestro cuerpo existiera pero no nuestra mente, me temo que esta pregunta no podría ser contestada. La vida es también mental, y nos permite pensar, imaginar, inventar y soñar. ¿Las estrellas brillan por algo? Nos gusta pensar que sí, y les dotamos de vida; igual que ellas nos dieron la vida en algún momento. Y aunque no significa que cada una de las estrellas hayan servido para acondicionar vida, me gusta pensar que cerca de cada estrella hay un par de formas de vidas con capacidad de pensar que se estén cuestionando lo mismo.

No creo que nadie pueda dar una respuesta absoluta para esta pregunta, pero estoy segura de que nos acercaremos a ella cuantos más la respondamos.

Y bien, ¿por qué creéis vosotros que brillan las estrellas?



¡Vuelvo!

He decidido quedarme, en la medida que me sea posible.
¡Gracias por seguirme a los 11!
Muchas gracias por todas las visitas en mi ausencia.
¡Y siento mucho no haber podido regresar antes! Pero, ya que estoy aquí, lo haré lo mejor posible ;)

Mirad, llevo MESES (y no estoy exagerando) pensando en cómo quiero poner esto. Y sí, como no podía ser de otra manera, no he llegado a nada.

Naylah tiene razón (¡bendita sea!). Últimamente se entra a blogger y sólo se ve un tipo de blog y no es como a mi me gustaría tenerlo...

No sé a dónde me llevará lo escriba. ¿Y quién puede saberlo? El caso es que lo escribiremos juntos y eso... eso es lo único que importa.

Gracias por seguir aquí.
Hagamos de este un lugar agradable =)

sábado, 1 de enero de 2011

Feliz Fin de Año... y Feliz Año Nuevo

Se avecina un año complicado, pero esta vez no me pillará desprevenida. Tengo AMIGOS que me apoyarán, tengo IDEALES que respaldarán mis juicios y tengo GRANDES METAS, que me ayudarán a levantarme día a día. (Debería comprarme un bazoka, es lo único que me falta).
Tras cuatro añazos, soy libre, y tengo bien organizadas las ideas.
De momento no está en mis planes seguir actualizando el blog. No soy constante, si no tengo motivación no puedo escribir y además... tengo otras prioridades (malditos estudios!! no me dejan tiempo ni para respirar tranquila).
Lo único que tengo claro y que prometo es que, de volver, lo haría seriamente y de verdad. Volvería para quedarme. De no encontrar tiempo, esto puede que sea un adios definitivo.


En cualquier caso, y como es probable que no nos leamos en mucho tiempo, os deseo un feliz año nuevo. Simplemente desearía que los deseos que pidierais se cumplieran. Sería magnífico, ¿no?
Pues que así sea.

Yo sigo creyendo en la magia de la Navidad.
Con mis mejores deseos para todos,

Kinoax