jueves, 31 de marzo de 2011

Tralará

No os lo conté, pero en la nieve no fue todo tan bonito como lo pinté.
¡Fue asquerosamente más brutal!
Mis caídas hubiesen ganado concursos, en especial la última. 5 vueltas sobre mí misma antes de que un esquí saliera volando. ¿Todavía te duele? Un poco, sigo sin poder girarlo. ¿Lo volverías a hacer? Sin dudarlo un segundo ((((...Ok, quizá ahora mismo no, pero en una semana sí, ¡sin dudarlo un segundo!))))

Hoy he prometido que escribiría un gran libro.
Las circunstancias (causas y consecuencias) no vienen a cuento, o quizá sí, pero el caso es que sé que si lo escribo no quedará tan auténtico como lo que recuerdo, y además, quizá mi humor variara. Y no me apetece.
Puede parecer infantil.
Bobalicón.
Incluso demasiado idílico.
Pero, por alguna razón sé que algo a cambiado en mí. Ya no soy la misma persona que se levantó esta misma mañana de mi cama. Podría tratarse de una sensación pero... no, claro, no es una sensación. No sabría explicar porqué lo sé, ni exactamente en qué he cambiado (es algo que iré escribiendo y descubriendo por mí misma y poco a poco).

Escribiré un libro. Un buen libro. Un libro que te guste, y por lo tanto, que me guste.
Y tocaré. ¡No voy a dejar de tocar! Ni de sentir la música cuando la escuche. Tararearé las canciones que me gusten y silbaré cuando algún trabajo afanoso me esté ocupando las manos.
Y simplemente, disfrutaré de todo lo que pueda disfrutar. La felicidad en la vida a veces es difícil de encontrar, pero hay que buscarla, y una vez encontrada... merece la pena vivir por esa sensación.

No voy a elegir un camino. Voy a emprender mi propio camino.
Y voy a escribir un libro, un buen libro. Sólo para cerrarte la maldita bocaza de muerta que tienes.


La venganza. Un dulce plato que se sirve en frío.... igual que los helados. Y que algunos profiteroles.

martes, 29 de marzo de 2011

Barriendo nieve

¡Todo el día!
A mis profesores de educa se les ha ocurrido la genialidad de llevarnos a pasar el día en la nieve, a 32 pavos el equipo + forfait. ¡En Abril! ¿Qué mejor regalo de compleaños para mí?
Dios. En serio. Pocas experiencias han sido más insuperables que la nieve de Andorra, y por supuesto esta no ha tenido nada que envidiarle. Ha sido divertida, intensa, larga y bonita. Me he dado los porrazos del siglo en repetidas ocasiones (sobretodo llegado al final, que no sólo tenía más práctica si no también más ganas de matarme).

No tengo palabras para decir lo bien que lo he pasado. ¡Gracias a todos por haberlo hecho posible! Recordaré este día con alegría y nostalgia, siempre queriendo repetirlo =)



Ahora sólo queda una pregunta: ¿Para cuándo la próxima ;)?

lunes, 28 de marzo de 2011

The face inside my head.

Acabo de darme cuenta de algo.
Vale que no tenga una afinidad especial con mi profesora de química o de inglés. Vale que haya grandísimos subnormales a lo largo de la Historia a los que simplemente mataría. Vale que me hayan puteado doce mi doscientas doce veces, y que me esperan estas mismas elevadas a un exponencial. Pero hoy me dado cuenta de que sólo tengo un enemigo. Y no es otro que yo misma.

Empezando porque muchos de los problemas de mi vida han sido causados por malas decisiones, elecciones incorrectas, sentimientos equivocados y pensamientos desorientados. No siempre, es cierto, pero casi siempre yo he sido la causante de mis males.

¿Os acordáis de mi sed de Justicia?
¿Qué pasaría si un día decidiera que ese no es mi modo de vida, y que prefiero ir a lo fácil, a lo cómodo?

Por no hablar de mi parte oscura. A veces me sorprendo lo... tremendamente idiota que puedo llegar a ser, la de reglas que puedo llegar a saltarme y... el daño que puedo llegar a hacer si me lo propongo. Si el objetivo lo merece soy capaz de llegar a borrar mi moral por unas horas. A veces días. Una vez, semanas.
Luego me odio, me destesto, me enfurezco conmigo misma. ¡Ja! Haberlo pensado antes, me respondo , desesperándome un poquito más...

Al final no importan los demás. Pueden ser tremendamente retrasados, o cabrones... pero cada uno tiene una vida y trata de hacer con ella lo que buenamente puede, o mejor considera. Por eso, cuando el enemigo eres tú mismo, ¿qué puedes hacer?


Ahora mismo tengo miedo de hacer daño a las personas que me quieren, de no poder pasar suficiente tiempo al lado de mis amigos, de decepcionar a mis padres y de no poder vencerme a mi misma cuando se presente el momento. Supongo que no hay otro enemigo más díficil, más acorde y más apropiado que uno mismo, ¿no?


Por que esto es lo que veríais en mi interior, y yo elegí el elemento de viento para acompañarme.

Yo quiero cambiar. Quiero ser como siempre soñé ser. Pero hay algo que no está bien. Es una voz en mi cerebro que me dice qué es lo mejor para mí y no me dejar controlar a la larga mis deseos. Vosotros lo llamais paranoia, yo lo llamé siempre intuición. Siempre está a mi lado y nunca me ha abandonado, noche y día, sueño y realidad. A estas alturas no puedo negarlo como parte de mi integridad.


¿Y ahora qué? Mi cerebro me engaña y la luz me traiciona. Y sin embargo haré lo imposible por dormir con mi consciencia tranquila. Acepto el reto de luchar contra mí misma y de alguna u otra manera sé que lo conseguiré.
¿Me estará engañando ahora también?
No lo sé, pero no me importa.
Voy a por ello.

~LINKIN PARK - Papercut~

domingo, 27 de marzo de 2011

Gorillaz

Flipante!

Es una banda de dibujos animados creados por Albarn [cantante de Blur] en 1998. ¿Sus componentes? Hologramas, protagonistas de carátulas, bajo los nombres de 2-D (cantante), Murdoc (bajista), Noodle (guitarrista) y Russel (batería). Es una mezcla de hiphop, rock y eléctronica muy alternativo.

Hay una cantidad de gente impresionante detrás de cada personaje, y cada uno de los dibujitos tiene una historia acojonante detrás.
La música es sencillamente genial.

Para los que estéis buscando algo que os saque de la rutina, os lo recomiendo encarecidamente.




Noddle, 2-D, Russel, Murdoc.






¡Qué aproveche!

Múltiples personalidades

Y empezaré con la única entrada con la que puedo empezar.
Hablemos de mis múltiples personalidades =)

Veréis, lo habré repetido unas mil veces, pero yo no soy de esas personas que puede permitirse elegir entre ciencias o letras; entre el bien o el mal; entre lo correcto o lo incorrecto. Simplemente no puedo. Mi cerebro es demasiado curioso, necesita saberlo todo. Necesita probarlo todo. Necesita crear una realidad tan amplia como pueda.
Tengo claro que estoy del lado de la Justicia. Ahí no hay injusticia que valga. ¿Por qué? Porque cuando veo una injusticia siento lo que me parecen los 3 peores sentimientos que existen: impotencia, odio y vacío.
Pero, ideales a un lado, no dudaré en ayudar a los que lo necesiten, a veces hasta un punto ridículo del que, desafortunadamente, en pocos casos suelo arrepentirme. ¿Y qué si me salgo alguna de las normas escritas por la sociedad? Si el objetivo es justo y los medios lo son, lo haré y punto.

No puedo decir que me tranquilice del todo, pero sí me relaja haber averiguado esto. Podría incluso decir que he hecho un pacto de no agresión con mi consciencia.

Pero ¿qué pasa con la parte racional de mi cerebro? Esa no puedo negarla ni ocultarla. Puedo descubrirla y amoldarla, reconstruirla a más hacer, pero no puedo olvidarme de ella.
Sólo puedo decir que me gustaría conocerla. Y sé que me gustaría conocerla desde que me hicieron la siguiente pregunta:


¿Por qué brillan las estrellas?


Si me lo hubiese preguntado Almudena, profesora del instituto, hubiese contestado que es debido a la fusión nuclear entre los átomos de hidrógeno, que su luz varía según la masa y la edad de la estrella, y que aunque el brillo dure millones de años, algún día se apagará su brillo.
Si en cambio me lo hubiese preguntado Madul, hubiese respondido, además, que representan posibles formas de vida.

Si me lo hubiese preguntado Eugenio, un pequeñajo pariente mío de no mas de 5 años, le diría que son los restos de antiguas batallas entre griegos y romanos, entre héroes y dioses, entre hadas y elfos; y que todas ellas le están vigilando, dándole fuerzas para que crezca fuerte y sano.

Si me lo hubiese preguntado Glenna, le habría respondido que son las almas de los difuntos que nos observan, nos animan a seguir adelante, nos alumbran en las tinieblas y nos conceden deseos cuando lo necesitamos. Que cada una de ellas nos puede contar su historia, sus creencias, su modo de entender la realidad y que algún día nosotros también seremos estrellas y ayudaremos a quien lo necesite, especialmente a cumplir sus deseos.

Si me lo hubiese preguntado Alex... no, Alex no preguntaría algo así; pero si lo hubiese preguntado mi respuesta habría sido que es simplemente para que ella y yo podamos escribir cuentos sobre ellas.

¿Alguna respuesta es verdad? Creo que ninguna es más falsa que las demás.
Creo que en la vida no puedes elegir sólo una respuesta. Necesitas de los conocimientos de los demás, de tus experiencias y de tus sentimientos para contestar y dar la mejor respuesta. Quizá la clave no esté en dar la mejor, si no en darlas todas.

Y si alguien me preguntara:

¿Por qué crees tú que brilla una estrella?


No sé qué respondería, y aunque me quedara muda o eligiera cualquiera de las respuestas anteriores, lo que realmente cuenta es lo que mi mente pensara en ese momento, sin tener en cuenta el interlocutor.

Y ahora mismo lo que pienso es que brillan por que dan calor. El brillo es un mero efecto del calor, y el calor para nosotros significa vida. Si nuestra estrella Sol no brillara no existiríamos. Y aunque nuestro cuerpo existiera pero no nuestra mente, me temo que esta pregunta no podría ser contestada. La vida es también mental, y nos permite pensar, imaginar, inventar y soñar. ¿Las estrellas brillan por algo? Nos gusta pensar que sí, y les dotamos de vida; igual que ellas nos dieron la vida en algún momento. Y aunque no significa que cada una de las estrellas hayan servido para acondicionar vida, me gusta pensar que cerca de cada estrella hay un par de formas de vidas con capacidad de pensar que se estén cuestionando lo mismo.

No creo que nadie pueda dar una respuesta absoluta para esta pregunta, pero estoy segura de que nos acercaremos a ella cuantos más la respondamos.

Y bien, ¿por qué creéis vosotros que brillan las estrellas?



¡Vuelvo!

He decidido quedarme, en la medida que me sea posible.
¡Gracias por seguirme a los 11!
Muchas gracias por todas las visitas en mi ausencia.
¡Y siento mucho no haber podido regresar antes! Pero, ya que estoy aquí, lo haré lo mejor posible ;)

Mirad, llevo MESES (y no estoy exagerando) pensando en cómo quiero poner esto. Y sí, como no podía ser de otra manera, no he llegado a nada.

Naylah tiene razón (¡bendita sea!). Últimamente se entra a blogger y sólo se ve un tipo de blog y no es como a mi me gustaría tenerlo...

No sé a dónde me llevará lo escriba. ¿Y quién puede saberlo? El caso es que lo escribiremos juntos y eso... eso es lo único que importa.

Gracias por seguir aquí.
Hagamos de este un lugar agradable =)