domingo, 27 de marzo de 2011

Múltiples personalidades

Y empezaré con la única entrada con la que puedo empezar.
Hablemos de mis múltiples personalidades =)

Veréis, lo habré repetido unas mil veces, pero yo no soy de esas personas que puede permitirse elegir entre ciencias o letras; entre el bien o el mal; entre lo correcto o lo incorrecto. Simplemente no puedo. Mi cerebro es demasiado curioso, necesita saberlo todo. Necesita probarlo todo. Necesita crear una realidad tan amplia como pueda.
Tengo claro que estoy del lado de la Justicia. Ahí no hay injusticia que valga. ¿Por qué? Porque cuando veo una injusticia siento lo que me parecen los 3 peores sentimientos que existen: impotencia, odio y vacío.
Pero, ideales a un lado, no dudaré en ayudar a los que lo necesiten, a veces hasta un punto ridículo del que, desafortunadamente, en pocos casos suelo arrepentirme. ¿Y qué si me salgo alguna de las normas escritas por la sociedad? Si el objetivo es justo y los medios lo son, lo haré y punto.

No puedo decir que me tranquilice del todo, pero sí me relaja haber averiguado esto. Podría incluso decir que he hecho un pacto de no agresión con mi consciencia.

Pero ¿qué pasa con la parte racional de mi cerebro? Esa no puedo negarla ni ocultarla. Puedo descubrirla y amoldarla, reconstruirla a más hacer, pero no puedo olvidarme de ella.
Sólo puedo decir que me gustaría conocerla. Y sé que me gustaría conocerla desde que me hicieron la siguiente pregunta:


¿Por qué brillan las estrellas?


Si me lo hubiese preguntado Almudena, profesora del instituto, hubiese contestado que es debido a la fusión nuclear entre los átomos de hidrógeno, que su luz varía según la masa y la edad de la estrella, y que aunque el brillo dure millones de años, algún día se apagará su brillo.
Si en cambio me lo hubiese preguntado Madul, hubiese respondido, además, que representan posibles formas de vida.

Si me lo hubiese preguntado Eugenio, un pequeñajo pariente mío de no mas de 5 años, le diría que son los restos de antiguas batallas entre griegos y romanos, entre héroes y dioses, entre hadas y elfos; y que todas ellas le están vigilando, dándole fuerzas para que crezca fuerte y sano.

Si me lo hubiese preguntado Glenna, le habría respondido que son las almas de los difuntos que nos observan, nos animan a seguir adelante, nos alumbran en las tinieblas y nos conceden deseos cuando lo necesitamos. Que cada una de ellas nos puede contar su historia, sus creencias, su modo de entender la realidad y que algún día nosotros también seremos estrellas y ayudaremos a quien lo necesite, especialmente a cumplir sus deseos.

Si me lo hubiese preguntado Alex... no, Alex no preguntaría algo así; pero si lo hubiese preguntado mi respuesta habría sido que es simplemente para que ella y yo podamos escribir cuentos sobre ellas.

¿Alguna respuesta es verdad? Creo que ninguna es más falsa que las demás.
Creo que en la vida no puedes elegir sólo una respuesta. Necesitas de los conocimientos de los demás, de tus experiencias y de tus sentimientos para contestar y dar la mejor respuesta. Quizá la clave no esté en dar la mejor, si no en darlas todas.

Y si alguien me preguntara:

¿Por qué crees tú que brilla una estrella?


No sé qué respondería, y aunque me quedara muda o eligiera cualquiera de las respuestas anteriores, lo que realmente cuenta es lo que mi mente pensara en ese momento, sin tener en cuenta el interlocutor.

Y ahora mismo lo que pienso es que brillan por que dan calor. El brillo es un mero efecto del calor, y el calor para nosotros significa vida. Si nuestra estrella Sol no brillara no existiríamos. Y aunque nuestro cuerpo existiera pero no nuestra mente, me temo que esta pregunta no podría ser contestada. La vida es también mental, y nos permite pensar, imaginar, inventar y soñar. ¿Las estrellas brillan por algo? Nos gusta pensar que sí, y les dotamos de vida; igual que ellas nos dieron la vida en algún momento. Y aunque no significa que cada una de las estrellas hayan servido para acondicionar vida, me gusta pensar que cerca de cada estrella hay un par de formas de vidas con capacidad de pensar que se estén cuestionando lo mismo.

No creo que nadie pueda dar una respuesta absoluta para esta pregunta, pero estoy segura de que nos acercaremos a ella cuantos más la respondamos.

Y bien, ¿por qué creéis vosotros que brillan las estrellas?



No hay comentarios:

Publicar un comentario