miércoles, 25 de enero de 2017

Brisa

En la cueva de mentiras y comodidades,
en el silencio de la indiferencia,
con grilletes de miedo e ignorancia encadenado,
bebiendo del agua envenenada,
así yace lo que resta del ser humano

Para quien quiere escucharlo, 
los sonidos de las gotas están sonando,
el viento las está meciendo.
Por las grietas que crearon los sabios del pasado
y las que los sabios del futuro están creando,
pasa el viento de los que ya han escapado
y lentamente van abriendo los ojos
de aquellos que están aún encadenados
pero quieren correr con el aire

De la cueva en un rincón 
hay una joven encogida de dolor.
Le está acariciando una suave brisa,
fresca como la nieve en una montaña,
cálida como el fuego de una hoguera,
una brisa que ha conseguido ver al sol brillar.
Lucha por de los grilletes deshacerse
Quien ha escuchado el sonido del viento
No quiere volver a este silencio
Baila, baila con esta joven brisa

Suave brisa, quiero que te eleves,
quiero que surques el mar.
Quiero que te fusiones con los Elíseos,
que conozcas todos los fuertes vientos de aqueste mundo
Quiero que roces la verde hierba cuando sobre ella pases
Quiero que con tu calor abraces más corazones
y con tu frescura liberes a más de las prisiones
Quiero verte fuerte como un vendaval 
Quiero que compongas bellas sinfonías 
cuando muevas de los árboles sus hojas
Quiero que crezcas, que sonrías, que bailes,
que sueñes, que rías, que vivas
Te quiero, brisa mía.

Kynos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario